Secretos Ciudad Blanca

Pecari tajacu (Pecari de collar, jabalín)

El Pecari de collar es una de las muchas especies animales que están fuertemente amenazadas por las actividades antrópicas, actualmente está en el Apéndice I que incluye especies en peligro de extinción y por lo tanto su comercio internacional con fines de lucro está prohibido y su movimiento internacional con otros fines se encuentra restringido según La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que regula en todo el mundo alrededor de 5,000 especies de animales y 28,000 de plantas.

¿Cuándo se considera a una especie en peligro de extinción?

Se da cuando todos los individuos de una especie ya sea dentro o fuera de su hábitat están en peligro de desaparecer. Esto en gran parte se debe a las actividades realizadas por los seres humanos. Vemos una descontrolada forma de aprovechamiento de los recursos naturales (madera), camiones tras camiones llenos de un recurso vital para todos los seres vivos, el Pecari de collar necesita extensas áreas de bosque para alimentarse, reproducirse y cumplir con su función de equilibrio en un sistema ecológico natural, entre muchas funciones, esta especie sirve de alimento para los carnívoros (jaguares, pumas) que luchan para no desaparecer, pero con la tala descontrolada las fuentes de su alimento se exterminan, la esperanza de sobrevivir se va reduciendo, los pulmones de la tierra colapsan, las fuentes de agua en peligro de perderse ya que al quedar el suelo descubierto el agua se evapora a mayor velocidad, y cuando ocurren las precipitaciones (lluvias) el agua se pierde rápidamente por escorrentía lavando el suelo y trasladando sedimentos a las quebradas, ríos u otras fuentes naturales de agua provocando un sistema en anoxia, además de un enturbiamiento, reduciendo las probabilidades de sobrevivencia a aquellas especies que viven dentro de ellas.

Honduras pierde anualmente entre 80,000 y 120,000 hectáreas de bosque cada año lo que representa más del 3% de sus recursos naturales, con esa excesiva explotación de los bosques todo un ecosistema  natural colapsa, todos sus componentes bióticos y abióticos desaparecen o se descontrolan, ocurre un desequilibrio muy difícil de restaurar.

¿Qué está pasando con las instituciones de Estado encargadas de velar, cumplir y hacer que se cumplan las leyes?, de luchar en contra de este fenómeno antrópico.

 

Escrito por Enmanuel Meraz Matamoros.